jueves, 25 de enero de 2007

Una cabeza de bronce

"Este hombre es un genio". Eso dijo Stendhal del piamontés Carlo Soliva tras asistir al estreno de La testa di bronzo, su primera ópera. Hace poco, la Gazzetta recordaba la figura de este desconocido autor y presentaba su "Giulia e Sesto Pompeo" (la entrada, titulada "Están locos estos romanos" es fácilmente accesible desde el histórico de mensajes). La Gazzetta vuelve hoy a la figura de este compositor para recordar esa ópera que tan buena impresión causó en Henri Beyle.

Denominada por el libretista, el famoso Felice Romani, como “Melodramma eroi-comico”, "La testa di bronzo" es una ópera en dos actos que estilísticamente mira en numerosas ocasiones a Mozart, Cimarosa, Paisiello y Rossini (sobre todo al segundo y el tercero), aunque posee una influencia instrumental alemana (de la que ya os hablaba con ocasión de "Giulia e Sesto Pompeo") que, en su estreno, ya llamó la atención. De original argumento, la obra narra las rivalidades amorosas de una corte un tanto insólita, a las orillas del Danubio, y del escondrijo que los personajes utilizan para escapar de las diversas situaciones que se presentan. La cabeza de bronce que da título a la ópera, proporciona al melodrama momentos realmente divertidos sobre todo a cargo del personaje buffo de la obra, Tollo. Este mismo libreto interesaría también a Mercadante, que compondría una ópera de similar título.
.
Vocalmente la ópera se distribuye de la siguiente manera: Adolfo, príncipe de Presburgo, barítono; Floresca, condesa polaca, soprano; Federico, capitán de la corte, tenor; Ermanno, consejero de Adolfo, barítono; Riccardo, oficial de la guardia de la corte, tenor; Tollo, criado de la corte, bajo buffo; Anna, tía de Tollo, soprano.
.
La ópera comienza con una obertura de cinco minutos y medio de duración que estilísticamente rememora de forma directa las de las farsas rossinianas, tanto por longitud de la pieza como por escritura musical. El inicio del primer acto está destinado al personaje buffo de la obra, con la participación del coro, práctica habitual en algunas óperas rossinianas. Menciónese como ejemplo su “Ciro in Babilonia” o buffa “La pietra del paragone” (en este caso también con la participación de personajes solistas). Sigue a continuación el dúo “Non mi parlar d´Elisa”, entre Adolfo y Ermanno. De color musical algo parco y con una pátina de patetismo y pesimismo (sobre todo en lo referente al personaje baritonal), las presencias de las maderas tan sólo destacan en el paso a la última sección del dúo que precipitarán el final del mismo. La presencia de ornamentación vocal brilla por su ausencia. Tras la pequeña y sigilosa aria de Floresca “Tutto già é pronto”, tiene lugar el dúo entre dicho personaje y el buffo Tollo con intervención del coro “Piano, piano, è addormentata”. De nuevo se encuentran aquí influencias rossinianas que apuntan a escenas de nocturnidad, como la vivida en “La scala di seta”. La línea vocal del personaje sopranil, con presencia de coloratura, apuntan de igual manera al compositor pesarés. Avanzando en la partitura, el siguiente número musical es el terceto “Ah, compensa un sol diletto” entre Federico, Floresca y Ermanno, que de cierta manera rememora el “Deh, ti conforta cara” de la última escena de “Il matrimonio segreto” cimarosiano. A continuación tiene lugar el dúo “Ferma, tacci” entre Federico y Tollo. La maldad del personaje tenoril reforzada por la aparación puntual del metal contrasta con el patetismo del buffo, en una pieza de carácter burlesco, sobre todo en lo que al personaje del bajo se refiere. Bellísimo e inspiradísimo fragmento orquestal el que se puede escuchar a continuación, con participación del arpa y el violín en un bello diálogo que expresa de forma extraordinaria el carácter pacífico y reverencial del coro “Viva, viva el nostro principe” que tiene lugar a continuación, con intervenciones puntuales de instrumentos de diversa índole como la trompa, la viola o los ya mencionados violín y arpa, que se encargan de cerrar el fragmento. El final del acto, un concertante con participación de todos los personajes, posee una escritura musical que recuerda a algún que otro final de acto de ópera rossiniana temprana y, en un poco menor medida, cimarosiana. Valga como ejemplo el del ya mencionado “Ciro in Babilonia” o el final de “Il pittore parigino”, de Cimarosa.
.
El acto II de esta obra comienza, al igual que el acto I, con una pieza coral con intervenciones de Tollo. Sus características son similares a las ya señaladas anteriormente. Sigue a continuación el aria de Tollo con perticchini de Anna y coro “Figuratevi una festa”. Pieza de corte mozartiana, Soliva intensifica los sentimientos de miedo del personaje con vigorosas apariciones del metal y la percusión. Tras un pequeño recitativo, tiene lugar el bellísimo aria de Federico “Cessate, oh Dio, cesate”, aria de furor contenido que recuerda al Mozart vocal-concertístico con reminiscencias cimarosianas en la parte final de la pieza. Tras esta pieza solista, le llega el turno al elegante dúo “Federico, mi ravvisa” entre Floresca y Federico, pieza que rememora argumental, musical y vocalmente la escena casi paralela de Sofia y Florville al comienzo de la farsa rossiniana “Il signor Bruschino”. Se produce a continuación el cuarteto “Voi Contessa! in quelle spoglie” entre Floresca, Adolfo, Federico y Riccardo, con participación del coro, pieza esta de corte cimarosiano que sirve de precedente a los concertantes rossinianos (cuya influencia se nota en la parte final del cuarteto) y del cual aquí hay un correcto exponente. Llega a continuación el quinteto “Lasciatemi… fermate” con la participación de Floresca, Adolfo, Ermanno, Tollo y Anna. De reminiscencias mozartiano-rossinianas, constituye el golpe de efecto argumental de la ópera que precipitará el final de la misma, ya que en este quinteto se descubre que los rivales de la ópera (Adolfo y Federico) en realidad son padre e hijo (en alusión argumental directa al famoso quinteto de “Le nozze di Figaro”). Tras el quinteto tiene lugar la pieza más belcantista de la obra: el aria para Floresca “Dove sono? Vivo ancora?” con perticchini de Tollo y Anna y la participación del coro. Aria de inspiración rossiniana, posee una estructura de la scena belcantista, es decir, recitativo, cavatina, intermedio y cabaletta de abundante ornamentación vocal. Tras el coro “Di lieti suonino”, la ópera termina con el concertante “Copra un eterno obblio”, también de estructura típicamente belcantista.
.
La grabación que os ofrezco es hasta la fecha la única existente de la obra, realizada por Angelo Campori para Scena Musicale Svizzera en 1993:

.

.

La versión se mueve entre la corrección y lo bueno. Muy disfrutable resulta la prestación del barítono Bruno Balmelli en el papel de Adolfo, luciendo un bonito timbre y una buena interpretación dramática. Su antítesis buffa, Tollo, es defendida por el genial Roberto Coviello, que pone a disposición del rol su experiencia al frente de este tipo de roles. Elegante resulta la Floresca de Alessandra Ruffini, una soprano acostumbrada a este tipo de menesteres. Hay momentos en los que descuida la faceta actoral en beneficio de la musical, sobre todo en su bella aria del segundo acto. Ello hace que el personaje gane indebidamente en palidez, cosa poco recomendable en un papel no muy definido como es el que nos ocupa. Correcto sin más el Federico de Enrico Cossutta. Thierry Felix, Vincenzo Manno y Cettina Cadelo se limitan a cumplir en las partes de Ermanno, Riccardo y Anna. La Orchestra e Coro della Radiotelevisione della Svizzera Italiana (como maestro del coro, al igual que sucedía en "Giulia e Sesto Pompeo", volvemos a encontrar a Diego Fasolis) están correctamente dirigidas por el mencionado Campori (no obstante estamos ante una obra de menor entidad dramática que la anteriormente presentada).

.
Aqui os dejo los enlaces. Que la disfruteis, Gazzetistas:

CD1
CD2

.

2 comentarios:

Antonio dijo...

Por un desperfecto en mi CD, la primera pista del segundo CD presenta unos chasquidos que me ha sido imposible eliminar. Las quince pistas restantes sí que están limpias.

shahram shokoohi dijo...

Hola como esta amigos? yo se la tema es differente pero quise compartir con usted!excursiones en estambul